martes, 4 de enero de 2011

MEMORIES

Hoy , bueno ayer, ví a una señora japonesa que llevaba puesto un kimono y unos zapatos característicos de esa vestimenta, la señora estaba comprando postales en un quiosco cerca de la catedral.

Me encanta ver eso, ver que Japón puede llegar a mi ciudad, eso quiere decir que yo puedo llegar hasta Japón.

Amo el centro de mi ciudad, una vez la calle anteriormente mencionada , estaba toda cubierta de arena de la playa y pasaban unos hippies en biciclestas y en monociclos gritando: ¡Vamos a la playaaaaaa!

Eso fue sorprendente, mágico... por un segundo puede ver la playa en Sevilla
Lo que no hice fue tomarle una foto a la señora del kimono, creo que por verguenza, me arrepiento.
No djes de hacer lo se te apetezca porque esta vidamisma es para que tú la vivas a tu antojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario