lunes, 31 de enero de 2011

Hoy es otro de esos días en los que no te sientes bien, en los que ves pero no miras, en los que olles pero no escuchas, en los que hablas pero no mantienes una conversación...
Devería sentirme feliz, pues dentro de poco me voy de viaje y eso alegra a cualquiera, pero esque todo está volviendo a mí.
Veo desde otro ángulos que odio, oigo ruidos, suelto simples monosílabos.

Hoy dedicaré mi entrada a recordar a gente muy especial que la vidamisma no sabe tratar.

sábado, 29 de enero de 2011

Joder, lo hecho hecho está, o por lo menos eso dicen .
Hoy me he levantado recordando; recordando todo lo que hice mal, todo por lo que me averguenzo, todo por lo que me recordarán y todo por lo que luché sin merecerselo.
Lo decidí hace mucho tiempo, pero deve ser que no soy capáz, puede que me faltara algo pero ahora SÍ , ya lo estoy logrando .No voi a dejar que ni tú ni nadie me haga sentirme mal, y voy a ayudar a esos que me siguen, lo intento día a día ....
Se acabó no voy a dejarte , me he cansado de permitir que mi vidamisma viva sin mi.

martes, 4 de enero de 2011

MEMORIES

Hoy , bueno ayer, ví a una señora japonesa que llevaba puesto un kimono y unos zapatos característicos de esa vestimenta, la señora estaba comprando postales en un quiosco cerca de la catedral.

Me encanta ver eso, ver que Japón puede llegar a mi ciudad, eso quiere decir que yo puedo llegar hasta Japón.

Amo el centro de mi ciudad, una vez la calle anteriormente mencionada , estaba toda cubierta de arena de la playa y pasaban unos hippies en biciclestas y en monociclos gritando: ¡Vamos a la playaaaaaa!

Eso fue sorprendente, mágico... por un segundo puede ver la playa en Sevilla
Lo que no hice fue tomarle una foto a la señora del kimono, creo que por verguenza, me arrepiento.
No djes de hacer lo se te apetezca porque esta vidamisma es para que tú la vivas a tu antojo.

Los sueños sueños son.


Tengo miedo de soñar, sueño con algo que anhelo.
Soñar no es gratis, porque felizmente sueñas y derrepente abres los ojos, despiertas en la vidamisma y eso duele, duele tanto que se me escapan las lagrimas haciendo una carrera.
Quiero dejar de soñar, no quiero sufrir más.